Huevas de caballa, sabor a unami.
abril 24, 2018
Mostrar todo

El estandarte de la gastronomía lusa a miles de millas de Portugal

Fueron los vikingos allá por el año 1.000, los que además de poner los huevos por corbata -que todavía nadie había inventado- a media Europa, dieron a conocer a los portugueses el bacalao. También las marcas poveiras, una forma de proto escritura que se esculpía en la madera de las embarcaciones y que acabó prestando nombre a la lancha poveira, cuyas formas derivan del conocido drakkar vikingo.

A los lusos les picó el gusanillo y envalentonados por sus recién adquiridos conocimientos de navegación, se aprestaron a la búsqueda de bacalao frente a las costas inglesas. Y aprovechando que los vikingos andaban liados con las conquistas de Normandía, el Reino de Wessex y la creación de la Rusia de Kiev, se hicieron el control de la pesca en el Mar del Norte.

Y de aquellos polvos, estos lodos. Hoy el bacalao es el referente de la gastronomía portuguesa y Minerva de A Poveira, la elaboradora del mejor bacalao del mundo en lata:

Bacalao en AOVE Minerva

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies